Oigo la canción y no puedo mas que imaginarme donde debería estar el Long play entero, justo ahí, donde aparecen en la foto.
La verdad es que no es que no sean pegadizos, que lo son, pero los chicos reivindican de manera partidista algo que no han vivido y encima se juntan y cantan en “las Ventas” con el paradigma de aquella epoca y aquella cultura.
Cuando hace 18 años no te dejaban entrar en los sitios por llevar calcetines blancos, zapatillas o no ser suficientemente pijo, en el interior del garito, pub, discoteca o discobar sonaba “visita nuestro bar” canción que tanto les gusta cantar ahora.

Así, creo que la pseudovenganza de estos chicos es interesada, infantil y tardia. La verdadera venganza ya la saboreamos en aquella secuencia de Coque Malla pistola en mano haciendo cantar el “Maria Maria” a un porterito de discoteca.

Anuncios